Hoy 4 de diciembre se cumplen cuatro años del asesinato de Yuliana Samboní, hija de una humilde familia del Municipio de Bolívar, Cauca, oriumdos de la vereda el Tambo, corregimiento de Los Milagros.

Su familia aún recuerda a Yuliana Samboní como una niña cariñosa y muy disciplinada, aunque son cuatro años de su ausencia aún sienten un profundo dolor al saber que fue arrebatada de su hogar sin la esperanza de poder volver a tenerla entre sus brazos.

Yuliana fue asesinada el 4 de diciembre de 2016 en un apartamento del norte de Bogotá, por el arquitecto Rafael Uribe Noguera, condenado por la justicia a 58 años de prisión.

Aunque en ese entonces se anunciaron ayudas desde diferentes sectores además de una indemnización para su familia, hasta el momento estas promesas solo han sido palabras y más palabras.

“Desde el Ministerio de Agricultura nos entregaron 30 gallinas, 200 ladrillos y cemento para construir el corral, además nos ofrecieron un lote en la ciudad de Popayán, pero tampoco hemos visto nada” afirma Juvencio Samboní padre de Yuliana.
Entre tanto, el responsable del crimen ha realizado múltiples solicitudes para acceder a beneficios como seguridad, descuentos, visitas y hasta un colchón ortopédico y ventiladores.

El individuo permanece en la cárcel de máxima seguridad “La Tramacua” en Valledupar, de igual forma, la comunidad sigue reclamando justicia en este caso para que no quede impune el asesinato de Yuliana Samboní.