Tras 24 años de servicio a la Policía, el intendente jefe William Ricardo Campiño Acosta se despidió de la Institución y con una sentida carta agradeció a su familia, superiores, amigos y colaboradores.

Campiño Acosta, que lideró por más de 18 años la Oficina de Comunicaciones Estratégicas de la Policía en el suroccidente colombiano, tomó la decisión de dar un paso al costado de la Institución, la misma que lo despidió con honores, pues además de ser un brillante integrante de la Fuerza Pública, se destacó por su trabajo en favor de la comunidad.

En su hoja de vida reposan 111 felicitaciones especiales y 19 condecoraciones entre las que se destacan, Policía Nacional, Gobernación del Cauca, Asamblea Departamental, Alcaldía de Popayán y Concejo Municipal de Popayán, entre otras.

Su vida institucional inició prestando servicio militar como soldado de la patria, el 14 de julio de 1994 en el Batallón de Policía Militar Número 13 de Bogotá; posteriormente ingresó a la Escuela de Formación Simón Bolívar de la Policía en Tuluá, Valle del Cauca, un 28 de noviembre del año 1996, obteniendo luego el grado de patrullero. Para entonces fue destinado al Cauca.

En sus inicios, hizo parte de los grupos operativos, laboró en las poblaciones caucanas como Valencia, Balboa, El Estrecho, Cajibío, El Bordo, entre otras.

Su pasión y amor por el periodismo lo llevaron a capacitarse con el Ministerio de Defensa Nacional como Camarógrafo de Combate, iniciándose en este apasionante mundo de las comunicaciones.

En el año 2.000 la Policía proyectó el fortalecimiento de las oficinas de prensa en el ámbito nacional, adicional a ello, se logró la licencia para la operación de la emisora Radio Policía Nacional 94.1 FM con sede en Popayán, lo que se configuró como un reto para el Intendente, quien en el primer año posicionó a la Oficina de Prensa y a la emisora institucional, destacándose en su momento como la estación radial revelación de la región.

Con el paso del tiempo, se estructuraron las Oficinas de Comunicaciones Estratégicas, un proyecto de largo aliento que le permitió a la Policía velar por la imagen y posicionamiento institucional. Fue ahí donde gracias a su formación académica como Comunicador Social y Periodista, egresado de la Fundación Universitaria de Popayán, el intendente consolidó su objetivo del manejo estratégico en las comunicaciones para el suroccidente del País.

Dentro de sus cargos se destaca su asesoría al Departamento de Policía Cauca, el Comando de Policía de Región Número Cuatro y a la Policía Metropolitana de Popayán. Uno de sus más grandes retos fue asesorar a quien fuera el Director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Pero su pasión siempre fue la emisora Radio Policía Nacional 94.1 F.M, uno de los nueve procesos que lideró en el sistema de comunicaciones de la Institución; no en vano su reconocimiento, ya que a través de este medio se gestaron un sinnúmero de actividades sociales, culturales y deportivas, que lo hicieron merecedor de ocupar los primeros lugares en sintonía en la región.

Una oportunidad institucional y personal se dio en el año 2014, donde contó con la posibilidad de participar en el Seminario Internacional de Comunicación Institucional, llevado a cabo en Madrid, España, y París, Francia, compartiendo sus experiencias en el conflicto armado en la región, hasta las experiencias exitosas de vínculos con la comunidad.

Con la satisfacción del deber cumplido, Campiño agradeció a Dios como pilar fundamental en su vida, a su familia que ha hecho parte vital en estos 24 años de los logros obtenidos a la Institución que le dio la oportunidad de trabajar y cumplir con el deber constitucional, a la comunidad en general por participar activamente de cada una de las propuestas de bienestar y sano esparcimiento, a la empresa pública y privada por su apoyo incondicional, a su equipo de trabajo que desde los inicios con lealtad, responsabilidad y profesionalismo brindaron lo mejor de sí para el éxito alcanzado, al grupo de comunicadores sociales y periodistas que con su paciencia, experiencia, apoyo y voluntad lograron gestar el perfil de un periodista ecuánime.

William Campiño dijo que ha tomado la decisión de radicarse de forma definitiva en la tierra que lo adoptó como un hijo más, que le dio la oportunidad de trabajar y que le dio lo mejor de su existencia: su familia.