La noche anterior de este lunes Cali vivió la jornada más aterradora desde el inicio de las protestas del paro nacional, con una ola de violencia que se desbordó por las calles de sectores populares y que dejó un balance de víctimas aún indeterminado, así como enormes pérdidas materiales y un reciente clima de tensión.

El representativo sector de Siloé, ubicado en la ladera sur de la ciudad, fue el escenario de una gigantesca y feroz operación de la policía que reprimió sobre las 9:00 p.m. a un grupo de manifestantes concentrados en inmediaciones de la glorieta de la calle 10este con 52 y zonas aledañas.

Registraron los habitantes de la zona, en videos que después inundaron las redes sociales, imágenes de ráfagas de armas de fuego, fuertes explosiones, redadas y personas heridas de gravedad.

Las inmediaciones del hotel la Luna, Autopista Sur con calle 13, se convirtieron después de las 2:00 p.m. en un campo de batalla entre manifestantes que adelantaban una protesta en esa zona e integrantes de las fuerzas de la Policía y el Esmad.

El alcalde Jorge Iván Ospina, convoco a un Consejo extraordinario de Gobierno para analizar la crítica situación, pero al término del mismo no realizó ningún anuncio al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here