Camila Ante, una joven madre con su corazón devastado decidió romper el silencio que por años ha agobiado su vida, hoy en la ciudad de Popayán se llevó a cabo un plantónfrente a las instalaciones de la Fiscalía, solicitando apoyo de parte de este ente judicial luego de que un juez el 8 de septiembre ordenará la entrega de Ana Isabela a su madre.

Maikol Eduar Amador Mosquera, padre de la niña, habría acusado a Camila Ante, de facilitar un abuso sexual, este señalamiento fue desvirtuado por las autoridades y en tal sentido se ordenó la entrega de la niña de 8 años a su progenitora.

Desafortunadamente a la fecha no se sabe del paradero de la pequeña, que ha sido sometida a maltrato psicológico por parte de su familia paterna, desdibujando a todas luces la imagen de su madre, creando en la pequeña confusiones temores e inseguridades que difícilmente podrán ser superadas.