Para nadie es desconocimiento las nuevas dinámicas laborales, bajo las cuales estuvimos inmersos desde el año pasado cuando declararon la pandemia y nos vimos obligados a confinarnos en el único lugar seguro fue siempre: nuestro hogar.

Sin embargo, para muchos cambió el método y escenario laboral, como para otros que, lastimosamente se quedaron sin trabajo. La vida moderna cambió y la mesa del comedor se convirtió en escritorio laboral, papeles de oficina y largas jornadas frente al computador. Era algo absolutamente nuevo para todo mundo, tan acostumbrado a migrar diariamente a la oficina, a ser equipo con los compañeros de trabajo y a cubrir -en su gran mayoría de casos- las ocho horas diarias laborables.

Es así como hoy por hoy, frente a este tipo de “esclavitud moderna” el Congreso de la República ha iniciado a regular, conjunto el Ministerio del Trabajo, las nuevas jornadas laborales, en donde el patrono o jefe exige a su empleado no solo tiempo extra de su descanso, sino uso no remunerado de sus servicios públicos, como la energía, agua, internet; o desgaste de adquisiciones personales como computador propio, minutos del celular privado, entre otros. Sin contar, con lo invasivo que ha sido permear en la intimidad de cada hogar y los daños en la salud mental.

Es así como el Congreso de la República exigió que dentro del hogar la jornada debía continuar siendo las ocho horas diarias, 48 a la semana, como máximo dos horas diarias de horas extra. Conjunto a ello se pensó en implementar, el “auxilio de conectividad digital” que se entregará exclusivamente para los colaboradores que no ganen más de dos salarios mínimos, lo que equivale a $106.454 pesos.

Para terminar, cabe la pena resaltar que, es un proyecto de ley que se encuentra aportas de pasar a sanción presidencial, de ser así, los colombianos y colombianas que aún continúan en sus hogares laborando puedan verse respaldados, donde no se vean cohibidos y sobredimensionen funciones laborales perjudicando su salud y le economía de cuidado dentro del hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here