Muchos comerciantes y emprendedores de la ciudad envían una señal de SOS por sus pequeños y medianos negocios, de los cuales depende muchos empleados que ahora ya no tienen acceso a estas fuentes de trabajo.

Actividades comerciales como venta de zapatos, cosméticos, prendas de vestir, tecnología y otra clase de mercancías y artículos, están en la completa incertidumbre, todo por los bloqueos en puertos y vías nacionales.

El riesgo de adquirir el préstamo con el banco, el familiar, el ahorro de toda la vida, y en el peor de los casos, el gota a gota, son motivos de la preocupación y hasta el riesgo de la salud mental de muchos emprendedores.

Es el caso de Ana Cecilia Jaramillo, residente en el norte de Popayán, quien se inició comercialmente, a través de redes sociales distribuyendo cosméticos y accesorios para dama, pero debido a los bloqueos en el puerto de Buenaventura, sus pedidos están a la deriva.

La ciudadana afirma que tendrá que terminar contratos y sus obligaciones como comerciante, porque estos bloqueos la llevaron a suspender su actividad.

Como esta, son miles las historias de sueños truncados de personas que le aportan al desarrollo económico de la región.

«Se solicita a las autoridades que establezcan estrategias inmediatas para que sus productos puedan llegar a la capital del Cauca, sin condiciones, ni restricciones. La economía y el comercio de la Ciudad Blanca requieren atención urgente», manifiestan los pequeños y medianos comerciantes.

No más bloqueos.

William Campiño
Concejal de Popayán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here