El daño más usual para un corredor de fondo es la rodilla y es primordial por tal razón para un corredor cuidarla.

Muchos atletas al paso de los años terminan retirándose del running por estos dolores que pueden terminar siendo de carácter crónico si no se saben tratar.

¿Porqué del desgaste y dolor en la rodilla? Por malas técnicas al correr, y mejorando nuestra técnica las posibilidades de lesiones son mínimas.

Aquí te contamos acerca de cuatro técnicas que te ayudaran a tener rodillas fuertes por muchos años.

1.- AUMENTA LA CADENCIA.

La cadencia es la cantidad de pasos que haces al correr. Un deportista con baja cadencia pasa más tiempo en contacto con el piso, de esta manera genera menos fluidez y más desgaste energético para continuar el movimiento.

2.- EVITA LA SANCADA LARGA:

Primordial tener una zancada ajustada y no demasiada larga ya que pasaríamos a caer en el talón y con esto tener un impacto de fuerza mucho más fuerte en la rodilla, como también frena en el movimiento normal hacia adelante.

La mayoría de los corredores principiantes comente este error y terminan lesionados.

Busca correr con mayor cadencia y pasos más cortos.

3.- Flexiona las rodillas:

Un deportista que pronuncia mucho la zancada generalmente es producto a que casi no flexibiliza las rodillas en el movimiento.

correr de esta manera la elasticidad de las fuerzas del cuerpo no se aprovechan al máximo y solo genera bloqueo corporal que conlleva a forzar el cuerpo a lesiones de rodillas, tibia y tobillos.

4.- TÉCNICA DE CARRERA:

Dentro del proceso de mejorar nuestra zancada y aprender la técnica correcta de correr, es importante que dentro de tu rutina de entrenamiento practiques también técnica de carrera como parte habitual del proceso de ejercitarnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here