Por más de cinco horas duraron las violentas protestas en inmediaciones de las facultades de Educación e Ingenierías de la Universidad del Cauca, sector de Tulcán.

Como bien se señaló ayer, alrededor de treinta encapuchados salieron desde dichas instalaciones académicas para lanzar papasbombas y obstruir el tráfico vehicular por el lugar. Después, algunos de ellos llegaron hasta la Estación Sur de la Policía para lanzarles explosivos, obligando a la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, de la Policía.

Por eso se presentaron enfrentamientos por varias horas en el sector, de ahí que residentes de los barrios Antiguo Liceo y del sector de Tulcán quedaran atrapados entre los gases lacrimógenos y los explosivos.

“No se sabe quiénes son, ni qué querían. Nos dicen líderes estudiantiles que no son estudiantes”, dijo la alcaldesa encargada, Elvia Rocío Cuenca, sobre el grupo de encapuchados que generaron los desórdenes ayer en Popayán.

La funcionaria, además,  pidió a las autoridades judiciales una investigación exhaustiva para identificar a quienes con elementos explosivos sembraron el caos ayer en este sector de la ciudad.