En próximos días la Corte Suprema de Brasil recibirá una demanda interpuesta por agremiación brasileña (ABI), ante la actuación de irresponsabilidad del presidente Jair Bolsonaro al retirarse el barbijo cuando declaro que era positivo para covid-19. Durante la rueda de prensa en la que dio a conocer su estado de salud, el mandatario de manera intempestiva retrocedió para atrás con el fin de que los comunicadores miraran su rostro, mientras el agradeció a todos los que están pendiente de su recuperación.

La asociación manifiesta que Bolsonaro rompió el aislamiento recomendado por los médicos y puso en riesgo a los periodistas que acudieron al palacio de la Alvorada en la tarde del paso martes 7 de julio de 2020 pues sabía que estaba infectado, Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en peligro la vida de otras personas. Esto manifestó Paulo Jerónimo de Sousa, presidente de ABI, además indico que el presidente invitó a comunicadores que considera afines y no a toda la prensa.

El mandatario de los brasileños usó el tapabocas por espacio de 20 minutos de entrevista que dio en su casa Presidencial, sin embargo, no se ciñó al distanciamiento que es de un metro entre los periodistas cuando él hablaba. El líder de ultra derecha dijo que se encuentra normal, gracias a Dios y que no hay problema pese haber tenido fiebre de 38 grados, malestar general y dolor muscular la noche del domingo previo al resultado de la prueba a definir.

EL Presidente del Brasil manifiesta que el tratamiento con hidroxicloroquina  ha quitado los malestares de la enfermedad y por eso su reiterativo mensaje no más pánico a la sociedad Brasil tiene que volver a trabajar porque de lo contrario la economía puede entrar en una situación crítica.