La Patrullera, Andrea Cortéz, fue conocida, desde hace mucho, por ser la primera mujer trans que hacía parte de las filas de la Policía Nacional en Colombia.

Su género no había sido impedimento para desarrollar su trabajo llegando, incluso, a trabajar en la estación de policía del municipio de Puerto Tejada en el norte del Cauca.

La Patrullera, Andrea Cortéz, fue noticia en las últimas horas cuando la Policía Nacional, a través de un fallo, la síndico por el hurto de una crema de ojos el pasado 23 de junio en el centro comercial Titán Plaza en Bogotá.

Se trata de un proceso disciplinario que no solo sindica, sino que también, destituye a la Patrullera y la inhabilita para ejercer cargos públicos durante 11 años, ya que según el fallo, la uniformada incurrió en falta gravísima al apropiarse de un bien ajeno.

El abogado de Andrea Cortéz, William Reinel Vásquez, expresó que no van a apelar, sino que van a presentar la revocatoria del fallo «para que sea la Procuraduría General la que se pronuncie».

Así mismo expresó que quienes desarrollaron la investigación y quiénes emitieron el fallo «Fueron transfobicos, homofóbicos y racistas al haber violado los derechos fundamentales de Andrea Cortéz».

Compartimos el vídeo grabado por las cámaras de seguridad de la farmacia en dónde sucedieron los hechos, así como un vídeo, que se conoció en las últimas horas, con un pronunciamiento de la ex patrullera destituida e inhabilitada