Un uniformado de la Policía Metropolitana resultó herido de gravedad al ser atacado con ácido en medio de los desmanes registrados en Popayán el anterior viernes.

Se trata del patrullero Hernán Bastidas quien pertenece al Grupo Goes. El policial se encontraba en los alrededores de la URI de la Fiscalía General cuando se vio sorprendido por un elemento que contenía dicha sustancia y el cual lo impactó.

El uniformado fue auxiliado por sus compañeros y llevado a un centro médico donde permanece bajo pronostico reservado a la espera de una cirugía plástica.

Para este domingo 16, se convocó a una actividad de acompañamiento a la Policía que tendrá lugar la parte externa del Comando en Popayán a las 4:00 de la tarde.