Las autoridades reportaron que fueron hallados otros 200 kilogramos de clorhidrato de cocaína en un bus de servicio público de pasajeros en el que previamente se habían incautado 95 kilos de dicha sustancia en la vía Panamericana en Cauca.

Los funcionarios policiales fueron alertados de una posible segunda caleta que no fue encontrada el pasado 27 de enero, cuando en el bus afiliado a la empresa Cootransmayo de placas WCX 396, fue inspeccionado por la Seccional de Tránsito y Transporte en Tunía.

Allí fueron capturados el conductor y el auxiliar, mientras que el vehículo y la sustancia encontrada inicialmente fueron dejados a disposición de la Fiscalía.

Luego, los uniformados realizaron un registro con una orden de Policía Judicial autorizada por la Fiscalía de Piendamó y se rompieron los rótulos de cadena de custodia para efectuar una revisión en la parte interna. Inicialmente, un guía canino no detectó sustancia alguna.

Sin embargo, los uniformados continuaron la inspección e identificaron características anormales en el piso del automotor, donde encontraron un compartimento tipo caleta en cuyo interior se encontraban 200 paquetes de clorhidrato de cocaína.

El cargamento fue dejado a disposición de las autoridades competentes, para el proceso de judicialización.

Este nuevo ‘narcobus’ se desplazaba desde Cali, Valle, hasta Ipiales, Nariño, para posteriormente llegar a Ecuador, según las autoridades.