En Cali, no habrá toque de queda este puente festivo ni el 20 de julio, decisión que por el momento toma el Distrito de Cali, pero si hay información de inteligencia que indica que podrían suceder hechos violentos en medio de las movilizaciones convocadas para el martes y ante ello, el alcalde Jorge Iván Ospina ha solicitado a la fuerza pública medidas preventivas.

En 40 municipios del Valle del Cauca, si habrá restricciones a la movilidad y ley seca. La Gobernación respaldada por el Ministerio de Defensa, anunciaron recompensa por información que permita dar con responsables “de hechos vandálicos”.

Ospina señalo que: “No se puede agotar, ni se puede restringir actividades nocturnas, de comida “menos despuésde la crisis económica con la que ha tenido que vivir laciudad los últimos 15 meses.

Advirtió el alcalde que, “tomar la decisión de toque de queda desde hoy es agresivo”. Por eso, este fin de semana la restricción no se implementaría, y sobre el mismo 20 de julio o el lunes festivo, se evaluaría la situación y dependiendo de los problemas de orden público que puedan presentarse, se toman nuevas decisiones.

Para el alcalde de Cali el toque de queda “es caer en la idea de dejarnos llenar de pánico y temor con lo que haya que enfrentar”. En este caso, manifestó que el plan de seguridad busca evitar actos que puedan generar lesiones contra ciudadanos y el patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here