Isaac Phaahla, portavoz de Parque Nacional Kruger en Sudáfrica dio a conocer el pasado lunes que Un supuesto cazador furtivo murió sábado pisoteado por una manada de elefantes en esta importante reserva natural.

El cazador fallecido y sus grupo, se encontraban huyendo de los guardabosques cuando se encontraron con una manada de elefantes reproductores, una de las principales atracciones turísticas del país austral.

«Cuando se dieron cuenta de que habían sido vistos, los presuntos cazadores furtivos arrojaron un hacha y una bolsa con sus provisiones en un intento de escapar de los guardabosques», explicó Parques Nacionales Sudafricanos (SANParks). Uno de los sospechosos es detenido y fue quien informó a los perseguidores del encuentro fortuito con los paquidermos.

Gareth Coleman, director del Parque Nacional Kruger, recordó que «la campaña contra la caza furtiva es responsabilidad de todos», pues «amenaza muchos medios de vida, destruye familias y atrae recursos muy necesarios para combatir el crimen que podrían usarse para crear empleos y desarrollo».

Los cazadores furtivos suelen buscan cuernos de rinoceronte, que se venden a elevados precios especialmente en los mercados asiáticos, donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here