Una vez se conoció la denuncia del secuestro de dos conductores de la empresa Interedes; el Ejército Nacional, Policía y CTI de la Fiscalía, desplegaron una operación que permitió el regreso a la libertad de las dos personas en el oriente del Cauca.

En tiempo record, las unidades recopilaron información de inteligencia y realizaron la inserción del Gaula Militar Huila, grupo élite contra el secuestro y la extorsión, que hacia las 2:00 de la tarde lograron divisar dos vehículos en movimiento en un sector de la vereda Ciprés, jurisdicción del municipio de Páez, Cauca.

En el sitio se presentó un cruce de disparos con los secuestradores, integrantes del Grupo Armado Organizado residual ‘Dagoberto Ramos Ortiz’, que huyeron del lugar, dejando en libertad a las dos personas que el día anterior habían sido secuestradas.

Los operarios de inmediato fueron conducidos a la ciudad de Neiva para recibir valoración médica.

El secuestro se registró el pasado 11 de febrero cuando personal de Interedes se encontraba en la vereda Río Negro de Íquira, Huila, realizando instalación de cámaras, alarmas y circuitos cerrados de televisión, para la subestación eléctrica de Electrohuila, cuando fueron abordados por dos sujetos que identificándose como integrantes del GAOR Dagoberto Ramos, los intimidaron con armas cortas, haciendo una exigencia de 30 millones de pesos (15 millones por cada uno de los vehículos que se encontraban en la zona).

De inmediato, procedieron a secuestrar a los dos conductores a quienes los obligaron a subirse a las camionetas de propiedad de la empresa y a movilizarse con rumbo desconocido, dejando el mensaje de que por la liberación de las personas y la devolución de los vehículos debían entregar 50 millones de pesos, teniendo como plazo el día de hoy viernes antes de las 5:00 de la tarde.