Júpiter, un león que casi muere por el descuido en un zoológico en Antioquia, fue trasladado este jueves a Cali, después de la desazón nacional que crearon unas imágenes difundidas en las redes sociales en las que se constataba su estado de salud crítico.

En los videos, Júpiter yacía sin fuerzas en el suelo del Zoológico Los Caimanes de la ciudad de Montería y visiblemente famélico, con las costillas marcadas y cabizbajo.

Ante el clamor social, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente de Cali (Dagma) trasladó hoy a Júpiter a esa ciudad, donde está recibiendo cuidados por un equipo de veterinarios que esperan internarlo pronto en la clínica del zoológico de la ciudad, considerado el mejor de Suramérica.

El veterinario que atiende al león, Delio Orjuela, explicó a los medios que “la situación de Júpiter es muy delicada, comparable con la situación de un ser humano que se encuentra en cuidados intensivos”.

“Es un animal que está con una enfermedad que bien puede ser un cáncer terminal, no podemos descartar ninguna de las opciones”, agregó Orjuela.

El veterinario también lamentó que “desde el sábado estamos atendiendo a Júpiter y lo que se ha encontrado es que tiene una hemoglobina de 2,7, que debería estar por arriba de 10; y tiene un hematocrito de 9, que debería estar por arriba de 35. Entonces es un animal que tiene agua en vez de sangre”.

Fue el Dagma quien le descomisó en el año 2016 el león a su cuidadora, Ana María Torres, la encargada de Júpiter en el refugio de Villa Lorena, donde convivía junto a otras especies recuperadas de fincas de narcotraficantes.

Entonces, el Dagma argumentó que el refugio sufrió una inundación y no tenía las condiciones para acoger a los animales.

Las fotos difundidas estos días contrastan con la sonrisa del león cuando este estaba bajo el cuidado de Torres.

Esas imágenes mostraban a un Júpiter corpulento comiéndose una tarta de cumpleaños de pollo y res para celebrar sus diez años de vida y abrazando a su cuidadora en el año 2007.

Torres rescató el felino de un circo en el que le quitaron las garras y lamenta que ahora el león sufre daños renales y hepáticos, no puede levantarse y pesa cerca de 90 kilos cuando su peso era de 260. Efe

Noticia Tomada de: https://www.cablenoticias.tv