Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigación Científicas de España (CSIC), ha conseguido obtener la tecnología que consiste en unas nano-partículas que interaccionan sobre las proteínas del coronavirus, y que podría utilizarse en tapabocas, en tejidos, en pomos o en barandillas de camas hospitalarias.

Este material nuevo está constituido por nano-partículas de cobre, que inhibe las proteínas de coronavirus SARS-CoV-2, causantes del coronavirus y bloquea su propagación. El material ya ha sido protegido mediante patente y sería aplicable en el recubrimiento de mascarillas quirúrgicas, en tejidos de protección de uso hospitalario y en recubrimiento de superficies de contacto, como las barandillas los pomos en el transporte público, según ha informado el CSIC, que ha precisado que los investigadores están estudiando su desarrollo industrial para llevarlo al mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here