El jefe del comando específico del Ejército, brigadier general Jhon Jairo Rojas, confirmó la incautación de material de guerra es un retén que adelantaron en la vía Villa Rica-Caloto.

“Los delincuentes dejaron abandonados 100 cartuchos calibre 5.56 milímetros y dos granadas de fragmentación cuando observaron la presencia de los soldados y policías en este punto de la vía que comunica a los dos municipios”, explicó el oficial.

Para los integrantes de estas instituciones, la munición tenía como destino las disidencias de las Farc que delinquen en estos municipios del norte del Cauca.