Gracias a la información suministrada por inteligencia militar, tropas del Ejército Nacional lograron en las últimas horas la mayor incautación de marihuana que hasta el momento se haya realizado en la región amazónica. El cargamento era transportado en dos embarcaciones por aguas del río Yarí, en límites de los departamentos del Caquetá y Amazonas.

En desarrollo de operaciones militares conjuntas, coordinadas e interinstitucionales, tropas de la Vigésima Sexta Brigada, Brigada Contra el Narcotráfico, la Fuerza Naval del Sur de la Armada de Colombia, el Comando Aéreo Combate N.° 6, de la Fuerza Aérea; Policía Nacional y el CTI, de la Fiscalía General de la Nación, incautaron cerca de tres toneladas y media de marihuana perteneciente a la Estructura Primera, del grupo armado organizado residual Carolina Ramírez, que delinque en la Amazonía colombiana.

Tras varios días de seguimiento realizado por tropas del Batallón de Infantería N.° 50 y maniobras de infiltración nocturna por parte de la Brigada Contra el Narcotráfico, fueron sorprendidos sujetos en dos embarcaciones que navegaban en aguas del río Yarí, llevando un cargamento de sustancias alucinógenas. La operación militar derivó en la incautación de 75 costales de marihuana, con un peso aproximado de 3538 kilogramos.

Los sujetos al ser sorprendidos por soldados del Ejército Nacional decidieron lanzarse al río para dejarse llevar por la corriente y huir del lugar de los hechos. Los sospechosos fueron perseguidos por aire y tierra, pero se internaron en la selva por la parte oriental de la inspección de Araracuara, en el municipio de Solano, Caquetá, en desembocadura del río Yarí.

Según inteligencia militar, la mercancía ilegal pertenecería a la Estructura Primera Carolina Ramírez, y procedía del departamento del Cauca. Los delincuentes pretendían llevarla hasta el vecino país de Brasil, donde sería comercializada en la modalidad de microtráfico.

El cargamento total de marihuana creepy está avaluado en aproximadamente 6300 millones de pesos colombianos. Con este importante resultado operacional se reduce el fortalecimiento logístico de esta estructura ilegal.

Se destaca que, en lo corrido del año, este es el cuarto cargamento incautado por tropas de la Vigésima Sexta Brigada, que en su lucha contra el narcotráfico ha incautado 5633 kilogramos de sustancias alucinógenas en los límites de la frontera con Brasil, lo que afecta las finanzas de la Estructura Primera Carolina Ramírez.

La sustancia incautada fue puesta a disposición de las autoridades competentes. En el lugar no hubo capturas.

La Sexta División del Ejército Nacional continuará adelantando operaciones contra la cadena ilícita del narcotráfico y ratifica su compromiso en la lucha frontal por desarticular los grupos armados organizados residuales para acabar con sus finanzas ilícitas.