La comunidad denunció que un habitante de calle padecía una tos severa y convulsiones, de ahí que permaneciera tendido sobre el andén de la carrera cuarta con calle octava.

Por eso alertaron a las autoridades, de ahí que arribaran paramédicos de bomberos, quienes buscaron valorar al habitante de calle pero este, a pesar de los quebrantos de salud, optó por escapar del sitio.

De acuerdo con con la versión de los socorristas, esta misma situación se registró en una calle del barrio Modelo hace quince días, donde buscaron valorar médicamente a este indigente, porque se sospecha que padece Covid-19.

«No se ha podido determinar que padece este habitante de calle, porque se rehúsa a ser valorado, como pasó esta segunda oportunidad», indicaron los socorristas.

Para apoyar esta clase de situaciones, personal de la secretaría de salud municipal asiste a los eventos con la intención verificar si padece coronavirus.