Una caja abandonada llamó la atención de la comunidad quien dio aviso a las autoridades para que, éstas, verificarán que podía contener.

Según testigos la caja había sido abandonada por algunas personas y por lo tanto fue necesaria la presencia del Grupo de Guías Caninos Antiexplosivos, grupo que puedo evidenciar que al interior de la caja y envuelta en tela blanca había una granada de fragmentación IM-26.

Los expertos Antiexplosivos removieron el explosivo y lo trasladaron para ser puesto a disposición de la autoridad competente.

Este tipo de explosivo tiene un radio de afectación de 15 metros alrededor, las autoridades investigan por qué estaba el artefacto en este punto de la ciudad y a quien pertenecería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here