El origen de la celebración están en relación con  el primer registro histórico de un grupo de ciudadanos organizados para combatir los incendios en Cartagena de Indias durante la gesta de su independencia, y fue establecida mediante Resolución 0661 de 2014 del Ministerio del Interior y en el Reglamento de Bomberos de Colombia.

Por eso hoy, en el país, los integrantes de esta institución celebran su día, así  deban atender emergencias en esta fecha especial porque esa es la razón de ser de estos socorristas, quienes las 24 horas del día velan por la seguridad y tranquilidad de los payaneses.

“Ser bombero no es fácil pero es una profesión hermosa; pero más que eso, es un estilo de vida. Sentir que se puede ayudar a la comunidad cuando más nos necesitan de una forma desinteresada, amable y honesta no tiene precio”, afirma el comandante de Bomberos Popayán, capitán Juan Carlos Gañán.

Accidentes de tránsito, incendios estructurales, gatos atrapados, heridos en riña, en fin, ellos siempre están ahí, brindando apoyo a las demás autoridades en los momentos críticos pero también apoyando las tareas sociales para el desarrollo de la ciudad.

“Hay momentos muy difíciles en las emergencias porque nunca se quiere que se pierdan vidas humanas, animales o materiales, sin embargo, tiene su recompensa al saber que se cumple con la labor”, agrega el oficial bomberil, quien se destaca por su liderazgo y entrega por el bienestar de la ciudad.