El 19 de mayo del 2020, los Patrulleros Leonardo Ardila y Rafael Polanco, realizaban un procedimiento de rutina para hacer cumplir el denominado aislamiento preventivo, medida de control, que para esos días, buscaba evitar la proliferación de la COVID 19, en medio de esta actividad tuvieron un altercado con el joven Anderson Montaño, quien violaba la medida y que en medio de la discusión habría sido golpeado en la cabeza y brazo izquierdo por los uniformados para lo cual habrían utilizado su bastón o tonfa de dotación.

Como consecuencia del golpe en la cabeza el joven de 19 años fue internado en la Clínica Valle del Lili en Cali, sitio en dónde falleció días después como consecuencia de un trauma craneoencefálico severo.

La Fiscalía General de la Nación encontró méritos suficientes para acusar a los 2 uniformados por el delito de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto en concurso con homicidio agravado.

La Fiscalía anunció que a finales del mes de noviembre iniciarán las audiencias preparatorias del juicio contra los 2 patrulleros de la Policía Nacional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here