A pesar de las medidas restrictivas decretadas por las autoridades para frenar los contagios de la Covid-19, en varios municipios del Cauca se adelantaron masivos festejos populares.

De hecho, una persona terminó gravemente herida en medio de un carnaval popular adelantado en el sector de Las Delicias del corregimiento de Mondomo, zona rural de Santander de Quilichao.

«Una persona de este lugar terminó con una puñalada en el cuello y debió ser trasladada al hospital local, la misma comunidad indicó que esta zona estaban de carnavales», explicaron periodistas de esta localidad.

Otros de les festejos populares denunciados se adelantaron en municipios como Caloto, donde previamente anunciaron conciertos con orquestas de tecno cumbia y de música norteña.

«Uno no entiende por qué las autoridades hablan de medidas restrictivas para enfrentar la emergencia sanitaria y después permiten que realicen conciertos, además por qué la fuerza pública no intervino en un masivo evento musical que adelantaron ayer en la zona rural de Caloto para evitar las aglomeraciones», denunciaron líderes sociales de esta localidad.

Este panorama de fiestas masivas contrasta con la crisis sanitaria que enfrenta el departamento, y el país, por los numerosos casos de Covid-19 que se están registrando, precisamente por las aglomeraciones que se presentaron en el pasado mes de diciembre.