Una de las principales novedades del proyecto de la reforma tributaria, contempla gravar con IVA de 19 % los servicios públicos domiciliarios en los estratos 4, 5 y 6.

Este IVA se cobraría en los servicios públicos de energía a base de gas u otros insumos, acueducto y alcantarillado, aseo y recolección de basura.

El servicio de gas domiciliario o en cilindros están excluidos del impuesto para los usuarios de estratos 1, 2 y 3.