Enfrentamientos entre la fuerza pública y la comunidad en medio del proceso de desalojo de una invasión irregular que adelantaba la Alcaldía de Cali en el sector de La Viga, en Pance.

«En estos momentos, guardia indígena es golpeado y retenido por la fuerza en el desalojo que se lleva a cabo en La Viga, sector rural de Pace. Hay tres compañeros retenidos, entre ellos un mayor, no sabemos de su paradero, se hace un llamado a defensores de derechos humanos a la defensoría, la personería, para que se ponga en frente de este acompañamiento para que se respete la integridad y la vida de las personas retenidas», denunciaron líderes nativos que están en el lugar.

La orden de las autoridades, por su parte, es recuperar el predio donde se asientan estas familias en un predio del municipio de Cali.

La Alcaldía de Cali expresó su compromiso es  velar porque los bienes públicos estén al servicio de toda la comunidad. «No podemos privilegiar solo a unos, por eso nuestro deber es recuperar los bienes del Municipio», enfatizaron funcionarios de la administración municipal.

Hay que recordar que esta situación trascendió cuando un patrullero de la Policía reconoció que no podía participar en el desalojo al ver el drama humanitario que se vive en dicho predio, acrecentado por la emergencia sanitaria generada por la Covid-19.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here