En una sola semana se registraron dos homicidios de mujeres en el Cauca.

El último caso sucedió en la vereda El Tambo, zona rural de Jambaló, cuando la ama de casa  Amalia Rivera fue asesinada  al interior de su residencia.

De acuerdo con las primeras versiones de este hecho indican que los familiares y la comunidad llegaron hasta la vivienda de la víctimas al notar la larga ausencia de la misma. Cuando entraron a la residencia, encontraron su cadáver, el cual registraba impactos de arma de fuego.

Pero este homicidio sucedió después de la muerte violenta de Lilibeth Vidal Torres, una mujer que se desempeñaba como arriera en la zona rural del municipio de Buenos Aires, al norte del Cauca.

Como es de recordar, la comunidad de la localidad de La Despensa sacó el cadáver el cadáver de dicha zona y lo trasladó a la morgue del hospital de Santander de Quilichao, donde ya el caso fue denunciado ante las autoridades.

«La mujer murió baleada, como indicaron los campesinos», indicaron funcionarios judiciales.

Para Claudia Quintero Rolón, líder social y defensora de los derechos de la mujer, es preocupante que en el departamento se registren constantemente la muerte violenta de mujeres sin que las autoridades no hagan algo al respecto.

«Uno solo que hay discursos a la hora de protegernos, no vemos acciones concretas para garantizarnos la vida», agregó la lideresa social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here