Nuevamente las autoridades sorprenden a más de 30 personas en una rumba.

El 23 de enero a la madrugada fueron sorprendidos por la Policía Metropolitana de Bucaramanga más de 30 personas dentro de una discoteca ubicada en la zona rosa de la ciudad, que no les importo el toque de queda. Cuatro menores de edad se encontraron en la discoteca.

La llamada de un ciudadano alerto a las autoridades quienes llegaron inmediatamente para realizar el operativo e imponer el comparendo a cada una de las personas que se encontraba violando el toque de queda que iniciaba a las 8p.m.

Es de enfatizar que los cuatro menores de edad fueron dejados a disposición de la comisaria de familia con el fin de restablecerles sus derechos. De igual forma al establecimiento le fue suspendida la actividad comercial por el ingreso de menores de edad y por no controlar el aforo y el pico y cédula, manifestaron las autoridades.

El nuevo toque de queda rige desde el sábado en Bucaramanga que va desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana y el pico y cédula continúa par e impar.