Eduardo Enrique Ramos y Astrid Lorena Villareal fueron privados de la libertad en centro carcelario por un juez de control de garantías, a petición de la Fiscalía, por su presunta responsabilidad en el delito de fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

Estas personas fueron capturadas en flagrancia el pasado12 de junio durante una diligencia de registro y allanamiento por agentes de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cali, en un hotel del centro de la ciudad. En el operativo, los uniformados hallaron en el closet de la habitación que ocupaban, 93 paquetes de una sustancia vegetal.

Realizada la Prueba de Identificación Preliminar Homologada (Piph) se comprobó que el contenido correspondía a marihuana, con un peso neto de 93 kilos.

La Fiscalía investiga si el estupefaciente fue transportado desde zona rural de Caloto, norte del Cauca, aprovechando los retenes ilegales que se han establecido en las vías entre Cauca y el sur del Valle.

El hombre será trasladado a la cárcel de Villahermosa, mientras la mujer procesada quedará recluida en la cárcel de Jamundí.