Una delicada alteración de orden publicó se presentó en la madrugada de este lunes festivo en el resguardo indígena de San Andrés de Pisimbalá en el municipio de Inzá, oriente del Cauca.

Al parecer desconocidos llegaron en una camioneta a un lugar donde departían personas. De ese lugar se llevaron a cuatro ciudadanos.

En medio del rapto, los responsables asesinaron a Gilberto Findicue Achicue y dejaron gravemente herido a otro comunero. Se informó que los otros lograron escapar.

El caso fue denunciado en principio por el senador Feliciano Valencia a través de sus redes sociales.

La comunidad indígena por su parte señaló que “reiteramos y rechazamos claramente la presencia de grupos armados de toda índole…”.

Cabe decir que la Guardia Indígena inició los controles para dar con la ubicación de los responsables que serían integrantes de la estructura Dagoberto Ramos.

En esa misma zona hace dos semanas, hombres asesinaron al conductor de una volqueta.