Tropas del Comando Operativo Apolo llegaron hasta la vereda La Secreta, zona rural del municipio de Corinto, Cauca, para destruir cuatro laboratorios los cuales estarían al servicio de las finanzas ilícitas del Epl.

La inversión realizada por este grupo ilegal para poner en funcionamiento estas estructuras, correspondería a más de mil millones de pesos, las cuales tendrían la capacidad para producir alrededor de 2200 kilogramos de clorhidrato de cocaína, generando así un ingreso aproximado de casi 11 mil millones de pesos al mes.

En el lugar se encontraron cuatro marcianos, los cuales llevan este singular nombre por su forma cilíndrica, con dos tubos galvanizados que salen de su parte alta, simulando ser unas antenas, empleados para la destilación de clorhídrico y usados para reciclar allí sustancias corrosivas para elaborar el proceso. Además se encontraron 18 hornos microondas, más de 90 galones de solución de base de coca, dos filtradoras, tres prensas y material de empaque.

Asismo, en el lugar se hallaron diferentes tipos de plantillas, lo que permitiría analizar que esta estructura estaría trabajando para enviar el narcótico a la ciudad de Medellín y de allí tener salida a varios países, entre estos México y Estados Unidos.