Se confirma que el Invima adelantó una diligencia de allanamiento en las instalaciones de la Fundación del doctor Julio Klinger e incautó las dosis de Interferón Beta que eran comercializadas en el lugar.

Por el momento no se han entregado información del allanamiento, se indicó que el Grupo Unidad de Reacción Inmediata de dicha entidad efectuó la intervención y procedió con la inspección del sitio, con el propósito de verificar las condiciones.

Asimismo, incautó las dosis de Interferón compuesto que se vendían en el lugar, teniendo en cuenta que en repetidas ocasiones la autoridad nacional advirtió que no estaba permitido su uso en el marco de la pandemia.

La Asociación de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca, Asoinca, rechazó la disposición en contra del médico, científico, docente universitario, internista e inmunólogo, “que ha dedicado su vida a la investigación en busca de salvaguardar la vida y la salud sin ningún tipo de diferencia o exclusión social”.

Luego el doctor Julio Klinger confirmó en Radio Súper Popayán la situación al exponer que los funcionarios se llevaron cincuenta goteros con el medicamento y atribuyó esta situación a la guerra que le plantearon dos médicos de la Universidad del Cauca desde años atrás.