En este mes de junio inició la temporada de huracanes del Atlántico de 2021. En la nasa se está estudiando una nueva tecnología para ayudar a desarrollar la formación y el impacto de las tormentas.

Una de las claves está en los satélites que pueden contribuir a ver  los huracanes desde el espacio, lo que permite identificar características que nuestros ojos no pueden ver por sí mismos.

Además, los satélites pueden ver el interior de los huracanes en 3D, lo que ayuda a los científicos a comprender cómo está cambiando la tormenta y monitorear el riesgo de inundaciones severas. Gracias a ello, se puede ayudar a las comunidades a prepararse ante un eventual desastre.

Para la NASA es importante comprender el efecto del cambio climático en el comportamiento de las tormentas pues, dicen cada vez más huracanes están aumentado su fuerza rápidamente: El proceso se denomina “intensificación rápida”, donde las velocidades del viento de los huracanes aumentan en 56 kilómetros por hora (o más) en solo 24 horas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here