La jueza 29 de control de garantías de Bogotá determinó enviar a la cárcel de Facatativá, como medida preventiva, a los dos policías  señalados de haber torturado y asesinado al abogado Javier Ordóñez.

Hay que recordar que se trata de los dos ex patrulleros de la Policía Harby Damián Rodríguez y Juan Camilo Lloreda, quienes continuarán siendo investigados por la Fiscalía por los hechos que ocurrieron el pasado 9 de septiembre en los que Ordóñez murió en su custodia en el CAI de Villa Luz, al occidente de la capital.

De acuerdo con los exámenes forenses este caso se trató de un homicidio violento, causado por varios golpes recibidos que le dejaron lesiones internas y externas, por lo que acogió los argumentos del fiscal del caso, quien basado en los reportes de Medicina Legal aseguró que hubo múltiples lesiones y tratos crueles e inhumanos que le causaron inmenso dolor a Ordóñez, y posteriormente la muerte.

La investigación, sin embargo, todavía podría pasar a la justicia penal militar.