La Plenaria de la Cámara aprobó en último debate el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral en Colombia. La iniciativa reduce la jornada de 48 a 42 horas semanales.

La reducción de la jornada no implica ningún cambio en los salarios que actualmente devengan los trabajadores, es decir, los empleados seguirán devengando lo mismo, pero con menos tiempo de jornada.

Uno de los principales cambios que tuvo la iniciativa en el debate del jueves 17 de junio es que la reducción de la jornada laboral se hará de manera progresiva.

De esta forma, se acordó que la disminución en el número de horas trabajadas empezará sólo dentro de dos años, cuando la jornada se reducirá en una hora, se reducirá otra hora a partir del tercer año y en adelante empezaría a bajar de dos horas por año hasta llegar a las 42 horas que propone la iniciativa.

Esta iniciativa fue rechazada tanto por los empresarios como por el Gobierno, al argumentar que con esto no se está contribuyendo a generar más empleo sino a aumentar el costo de la formalización.

El proyecto es de autoría del expresidente Álvaro Uribe, quien presentó este texto cuando aún era Senador de la República.