Mediante un video en redes sociales, Alejandra Muñoz realizó una delicada denuncia en contra de un entrenador de gimnasio por un presunto abuso sexual que habría ocurrido cuando la mujer era menor de edad.

 

En el relato de la ciudadana al parecer residente en Timbío, Cauca indica que “cuando tenía 14 años de edad ingresó al gimnasio del que era dueño Silvio Guaca… En el primer día me pidió ir a un baño donde me manifestó que me tomaría unas medidas para lo que me pidió quitarme la ropa”.

Alejandra de ahí en adelante continuó con sus rutinas: “pasaron casi dos meses cuando él me ofreció unos masajes para tonificar y reducir medidas, me indicó que el primero era gratis y que si me gustaban, el resto los pagaría”.

Agrega que la sorpresa fue cuando se dio cuenta que esos masajes “Silvio los daría en la casa de la mamá de él en un cuarto alejado, que cerró con seguro y donde solo habían colchonetas y aceites”.

La denúnciante señala que “de nuevo me hizo desnudar, empezó a tocarme, los glúteos y me dijo que me colocara boca-arriba… Me sentía incomoda… Ahí me toca las partes íntimas, introduce sus dedos… Yo no había iniciado mi vida sexual, comencé a llorar, le pedía que parara pero él seguía”.

Indica Alejandra que “me besó en todo el cuerpo hasta que lo aparté, rápidamente me vestí y salí corriendo”.

De acuerdo con la versión, la mujer guardó silencio durante seis años. Menciona que se sintió culpable pero el pasado 8 de Marzo en medio de iniciativas a favor de las féminas, realizó su denuncia inicialmente como anónima pero se llenó de valor y decidió dar la cara contando todo lo que pasó.

“Había escuchado rumores sobre este tipo… Muchas chicas no han denunciado por miedo pero otras ya han puesto el caso en conocimiento, a lo que él señala que es una calumnia y mentiras”.

Alejandra Muñoz finaliza su video invitando a las ciudadanas que hayan sido víctimas de esta persona, a denunciar y dejó un duro mensaje: “Silvio Guaca abusaste de una niña… vas a caer”.