La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, judicializó a Isidro Chirimía Tovar, quien sería el responsable de custodiar un inmueble utilizado como depósito de armas y explosivos por el frente 33 de las disidencias de las Farc.

Esta persona fue capturada en una acción articulada de la Fiscalía y la Policía Nacional en la vereda San José de El Charco (Nariño). Durante el procedimiento fue hallado abundante armamento como cuatro lanzagranadas, una ametralladora, un fusil, más de 860 cartuchos de diferente calibre, 10 proveedores, elementos de comunicaciones y prendas camufladas.

En ese sentido, Chirimía Tovar fue imputado por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos agravado, en concurso con uso ilegal de uniformes e insignias.

Los cargos no fueron aceptados por el procesado, quien deberá cumplir medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.