Un fiscal de la Unidad de Vida de Bogotá presentó ante un juez con función de control de garantías a Wikerson Slyke Hernández Sánchez, ciudadano extranjero, como presunto responsable de la muerte del patrullero Edwin Arnoldo Caro Gómez, durante un tiroteo, en medio de una requisa realizada por la Policía de Vigilancia, en la Carrera 7 con Calle 79, localidad de Chapinero, el pasado 10 de marzo.

Ese día, en horas de la tarde, Hernández Sánchez y otro extranjero se movilizaban en una motocicleta llevando una maleta de domiciliario, cuando fueron requeridos por la Policía de Vigilancia para una requisa.

En el momento en que los uniformados les pidieron abrir el maletín, los hombres presuntamente sacaron dos armas de fuego y les dispararon a los patrulleros, ocasionándole la muerte Caro Gómez e hiriendo a su compañero.

En el cruce de disparos, uno de los presuntos agresores murió, mientras que Sánchez Hernández emprendió la huida, pero fue capturado en flagrancia a pocos metros del lugar.

En audiencias concentradas ante el juez 11 penal municipal, con función de control de garantías de Bogotá, se legalizó la captura, se formuló imputación por los delitos de homicidio agravado consumado, homicidio agravado en la modalidad de tentativa y fabricación, tráfico, tenencia o porte de armas de fuego o municiones agravado.

Hernández Sánchez no aceptó los cargos y fue cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.