Un primer paquete de 40.000 pruebas rápidas llegó al Valle del Cauca para fortalecer la labor epidemiológica por el COVID-19.

La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, explicó que las pruebas hacen parte de las 100.000 pruebas importadas por la Gobernación, que mediante sus autoridades en salud ha realizado hasta el momento alrededor de 30.000 pruebas.

La secretaria de Salud del departamento, María Cristina Lesmes, explicó que las pruebas rápidas no son para diagnosticar el COVID. “Es una prueba serológica que se hace en sangre y permite conocer si la persona ya lo tuvo o no lo tiene, es para hacer tamizaje y estudios poblacionales”.

En las 40.000 pruebas rápidas que comenzarán a realizarse este mes, se incluye personal en salud y habitantes de zonas específicas y aisladas de los centros urbanos de los municipios.